El movimiento Slow Life es aquel que promueve que las personas controlen su tiempo, en lugar de ser víctimas de él, y encuentren el equilibrio para disfrutar plenamente, sin prisas, de actividades y la relación con otras personas. Esta filosofía también es aplicable a la decoración. Te contamos qué es la Slow Deco.

Esta tendencia decorativa lo que busca es que tu hogar se convierta en un oasis de calma que te aleje del estrés y las prisas del exterior. Un refugio donde no hay lugar para el ajetreado ritmo diario, y sí para el disfrute y la relajación. Para ello, se apuesta por una decoración sencilla y confortable. ¡Vamos a ver en qué consiste!

En qué consiste la Slow Deco

Espacios abiertos

Es una de las apuestas principales de esta tendencia. Se busca la comunicación y la relación entre los miembros de la casa, también con los invitados. Por eso se comunican la cocina con el comedor y la sala de estar, e incluso pueden estar todos juntos en una estancia amplia que esté abierta. De este modo se disfruta mucho más de la familia y los amigos y se fomenta la relación. ¡Se acabó estar cocinando mientras los demás están conversando en otra estancia!

La decoración al servicio de las personas

¡Fuera los hogares recargados que solo dan trabajo! Bienvenido el interiorismo que busca crear espacios más cómodos que sirvan para descansar y disfrutar. En la sencillez está el encanto.

Organización sencilla que nos facilite la vida

La casa tiene que estar bien organizada, pero de una forma útil que nos lleve poco tiempo. El hogar es para disfrutarlo, y no para estar recogiendo y limpiando continuamente. Esto se aplica a todas las estancias. Incluida la entrada, en la que se puede habilitar una zona para dejar el abrigo, las llaves y, por qué no, los zapatos. De este modo, ya te liberas nada más entrar.

Ahora que ya conoces la Slow Deco, ¿a que te encanta y la quieres tener? Pues contacta con Creativa, interiorismo y reformas y comienza la transformación de tu hogar.

Powered by