No solo son posibles, las reformas sin obras son recomendables. Si tu vivienda es nueva o moderna y no tiene muchos años, ¿por qué entrar en complejos cambios cuando un simple restyling puede ofrecer una imagen totalmente renovada?

Hoy en día, las empresas de reformas y las agencias de diseño e interiorismo son capaces de, gracias a sus conocimientos, disponer de nuevas tecnologías y materiales para dar un lavado de cara total a cualquier tipo de vivienda y evitar la remodelación logrando resultados espectaculares.

Cómo hacer reformas sin obras

Gracias al diseño de interiores puedes cambiar el aspecto de cualquier rincón de tu casa con una reforma sin obra. Por ejemplo:

  • Reformas sin obra en cocina: en la cocina se puede renovar el aspecto con un cambio de armarios o pintándolos, añadiendo paneles en las paredes o simplemente cambiando la iluminación. También se pueden añadir barra y taburetes o aportar nuevos colores.
  • Reformas del baño sin obras: puedes obtener muchas ventajas a la hora de remodelar un baño sin obra alguna. Es tan simple como pintar los azulejos, pegar mosaicos o realizar nuevas combinaciones de color y tonos entre baldosas y azulejos.
  • Reformas sin obra en salón: también el salón es proclive a un cambio sin necesidad de reformas. Por ejemplo, moviendo los muebles, dando nueva vida al espacio. Igualmente, puedes comprar muebles nuevos, añadir obras de arte, pintar paredes y techo, buscar una decoración llamativa y rompedora o incluso actualizar algunas instalaciones tecnológicas, como una gran pantalla de televisión, un equipo de sonido…

Como puedes observar, es relativamente sencillo hacer una reforma sin obra que ofrezca una nueva imagen a tu casa. Sin necesidad de entrar en engorrosas situaciones que te saquen de tu vivienda, obtendrás resultados excelentes si necesitas dar un nuevo toque a tu hogar que te permita sentirte con mayor comodidad en el mismo.

Abrir chat