El coste de la luz, del agua o del gas lleva de cabeza a la mayor parte de los ciudadanos. Como es natural, no queremos renunciar a la comodidad de nuestro hogar, pero tampoco podemos pagar cantidades excesivas por las facturas. La solución, aunque no lo parezca, la tenemos al alcance de la mano ¿De qué manera? Te explicamos cómo hacer una reforma con inteligencia energética para ahorrar.

A priori, pensar en una reforma integral puede asustar debido al desembolso que supone. No obstante, cuando compruebes la disminución que esta supone en las facturas a final de mes, la comodidad, lo confortable que va a estar tu hogar y el beneficio para el medio ambiente, verás como únicamente le ves ventajas.

¿Sabías que los porcentajes de pérdida de energía de una casa no habilitada son abrumadores? Un 25% a través de las paredes, un 2% se pierde por el suelo y un ¡30% a través de ventanas!

Por eso la mayoría de veces las cuentas no cuadran incluso pasando frío o calor con los aparatos encendidos. Veamos cómo lo podemos solucionar.

Formas integrales de realizar una reforma con inteligencia energética para ahorrar

  • Cambiar las ventanas. Ya hemos podido comprobar que el porcentaje de pérdida de energía a través de ellas es exagerado. Tan sólo es necesario recurrir a cerramientos que aíslen. Son aquellos que llevan doble acristalamiento, por ejemplo el Climalit, o de PVC y aluminio. El aumento de aislamiento es notablemente más alto y proporcional a la disminución del gasto.
  • Cambia las tuberías antiguas. Sustituye las de plomo y hierro que ocasionan unas pérdidas de agua tremendas por las más recientes elaboradas con nuevos materiales más resistentes.
  • Aísla muros, paredes y suelos. Escoge una reforma integral con materiales de calidad. Más vale gastar un poco más ahora y economizar a largo plazo, que tener que reformar en unos años.
  • Comprueba si hay disponibles subvenciones estatales y regionales para el tipo de reforma que quieres hacer. Es posible, puesto que todas las viviendas deberán adecuarse a la normativa europea. E incluso cabe la posibilidad de aplicar una deducción en la renta.

Por supuesto, antes de embarcarte en un tipo de reforma integral que suponga un ahorro energético importante, es mejor que te pongas en manos de empresas especializadas como Creativa, interiorismo y reformas. Un buen equipo profesional te ahorra tiempo y dinero y logra unos resultados óptimos.

Guardar